De Espaldas al Viento








(I)

Siempre aspiré a que mis palabras,

las que llevo al papel,

continuasen llorando

-de pena, de felicidad, de desesperanza,

al fin, todo es lo mismo-,

porque yo las había llorado antes;

antes de que desembocasen en el papel blanquísimo,

en el papel deshabitado, que es el morir.

Dejarían en él los ecos asordados, empañados,

de lo que tuvo vida.

Alguien advertiría la humedad de las lágrimas,

lloraría por seres que jamás conoció,

que acaso no es posible que existieran

aunque estuvieron vivos

en el recuerdo o en la imaginación.

Lloraríamos todos por los desconocidos,

los -para mí -difuminados

en la magia del tiempo.



A orillas del East River
De "Cuaderno de Nueva York"

José Hierro


Desde aquí, donde siempre desembarco, cuando el ocaso se aproxima y el atrayente misticismo del paisaje llega a su punto de apogeo en las desiertas orillas de la playa, intento comprender el porqué de esa sombra que se extiende entre los pliegues de la melancolía hasta quedarse anclada en pos de una realidad que fabrica el hambre de un abrazo agudo, ausente. Como ausentes las letras de ese libro que me regalaste y que ahora están borrosas por las lágrimas y sin embargo, yo consigo leer anidando mi voz con la tuya, con el sustento de tu respiración junto a mi rostro, al resguardo de los vientos que me llevan allí donde no hay cometas.

Se me hace raro no verte caminando junto a mí en esta orilla, bajo este calor que, extrañamente, es mucho más soportable que aquellas tardes de niño. Aunque supongo que el calor es lo que menos me importaba cuando disfrutaba correteando de un lado a otro mientras hacía piruetas en el cielo con mi cometa encima de nuestras cabezas, de espaldas al viento, estirando y dejando ir el hilo, y tú me avisabas cuándo era el mejor momento para hacerla volar.


-¡Ahora, hijo! ¡Ahora!- chillabas tú inundado de orgullo cuando conseguía hacerla volar, caracolear ante los embates del viento variable. Y te sacabas de no sé dónde esas risas tuyas sin fondo, que se desprendían de sus bordes y, llevadas por el viento, se iban perdiendo en el límite del tiempo de aquellos primeros días de vuelo desbordando ilusión e impaciencia, que fueron a la vez de preocupación por si mi cometa tenía defectos que le impidieran volar y miedo por si una vez emprendido el vuelo, cualquier ráfaga traicionera de viento la derribara contra el suelo.

Y yo me quedaba mirándote mientras caminabas con los hombros desnudos mirando al horizonte que apenas yo podía intuir, casi convencido de tu lugar en este mundo, a pesar de que el mundo apenas había dicho una palabra al respecto, agotando en este océano incontenible el día, y la noche, y tu silencio sin aliento, y la tinta y el papel de aquellas páginas que se mezclarían y deformarían la historia...

-¿Sr. López? ¿Mario López?
- Si, soy yo. ¿Con quién hablo?
- Le llamo desde la editorial Viento. Queríamos felicitarle por su historia y comunicarle que estaríamos encantados de registrarla.
-¿Perdón? Me temo que ha habido un error… yo nunca he escrito nada, mucho menos una historia, lo lamento. Buenas tardes.
- No, no, no me cuelgue Sr. López. No es ningún error, la historia es de su autoría. Es usted un escritor magnífico y nosotros queremos editar su novela.
- ¿Escritor yo? ¿Un magnífico escritor? Mire, no estoy para bromas, así que le agradecería que no me tomase el pelo.
- ¿Y qué me dice del libro que tiene entre sus manos?
- ¿Cómo diablos sabe usted eso? ¿Acaso me está espiando? Pero qué…
- Sr. López, le ruego que me lea en voz alta la primera página; es lo que usted nos mandó y lo único que nosotros tenemos registrado. Por favor.
- Está bien… ¡Dios! Esto es de locos…

“Desde aquí, donde siempre desembarco, cuando el ocaso se aproxima y el atrayente misticismo del paisaje llega a su punto de apogeo en las desiertas orillas de la playa, intento comprender el porqué de esa sombra que se extiende entre los pliegues de la melancolía hasta quedarse anclada en pos de una realidad que fabrica el hambre de un abrazo agudo, ausente [...] “

- Dígame que no le resulta parecido…

Son más que palabras... Son "vuestras" palabras :

29 comentarios en ” De Espaldas al Viento
pati

Lo sé: Es larguísimo este relato... Pero la culpa es del viento ;)
Escucharlo con la música. Es muy especial y le da otro rumor a ese viento que tanto me gusta escuchar.

Buen fin de semana a todos/as.
Un besito :)

Camille Stein

una historia deliciosamente circular

las palabras de papel son tinta que pasa de boca en boca, de voz en voz...

un beso

Druida de noche

Largo? Hermoso dirás. Me quedé de una pieza: es un relato perfecto. Se lee de un tirón, te atrapa, se pone arriba junto con el cometa, en las letras, en el mar, en la nostalgia, en el amor...

sólo me queda agradecerte que escribas, y también, que me dejes leerte...

CyberAngel

El Sr. Lopez, debe estar orgulloso como padre, que sus momentos de cariño y sonrisas hayan inspirado ese lindo relato. ¿Apuesto que de su Hija?

Besitos pati!

Ángel ^^

Noviembre

Solo he leido el principio, pero te haré caso. Pondré tu música, no importa lo largo que sea...

EsSa

No es muy largo ;-) Y transmite mucho. A mi, por lo menos, me ha hecho pensar en dos cosas totalmente diferentes. Por un lado los recuerdos, y por otro un deseo. ¿Sabías que me gustaría escribir más relatos, pero cuando me pongo a escribir alguno no termino de darle el visto bueno? Esa llamda del editor me ha hecho pensar en ánimos y confianza.

Un beso, Pati. Que tengas un buen fin de semana tú también.

La sonrisa de Hiperión

"Dejarían en él los ecos asordados, empañados,
de lo que tuvo vida."

que tendrá New York, que todos los grandes le cantan...
Saludos y un beso

Juan Antonio

La culpa siempre es del viento. Circularidad mágica, como alguien ha señalado.

Pati, me ganas con cada palabra, me das la mano para que te siga por el sendero de la luz imprecisa del atardecer.

Gracias por hacerlo. Aún. Besos.

jonceltic

Hay muchas cosas y muchos motivos por los que llorar, pero las lágrimas son igual de saladas, sea cual sea su causa.

Cesc

Me voy a Nueva York en unas semanas. Que mejor manera de imaginar el East River que con este delicioso relato. Una vez más Pati, "me has llegao". Y van...

-Este viento me trae recuerdos
-Es bueno recordar
-Y me hace imaginar orillas, rios, los dos tumbados...
-Y el beso?
-Eso

Greetings from NY
petonets de cap de setmana+++

Sureña

Me parece que Los Aires Difíciles te han cautivado... y no me extraña :)

Pero también me has recordado a Carlos Ruiz Zafón, con ese misterio en torno a un libro que nadie sabe quién escribió.
Yo creo que fue el viento; seguro que mientras los recuerdos se mezclaban con el mar, el viento escribía esa historia en la arena... *

:)

Besitos

*...y luego te la envió a ti en sus cuerdas

Nayuribe

Éste pedacito del relato me hizo sentir una nostalgia y una melancolía...
vamos a ver como sigue...
besitos

Carlos

Ecos del mar y caricias de arena las letras de ese libro cuyas lágrimas secó el viento, y que dan forma a tus palabras, cometas que sigo con la mirada sobre esta playa a donde me llevaron.
¿Culpa del viento? Que no cese nunca!

Un bacio maga dei venti!

Noelplebeyo

El viento se llevo esos susurros maravillosos...ahora he caído !!!! tú eres el viento!!!!.

Belleza primaveral.

Art Pepper

Me lo quedo!!!

pati

Camille Stein,

Entonces ya entiendo los besos... ;)

Un beso :)

Druida de noche,

Contigo es una delicia escribir.

Agradecerme? No, ni hablar. Yo debería ser la que te diese las gracias por saber leerme, por dejarme soñar con meridianos bajo el fuego de una hoguera ;)

Besos :)

CyberAngel,

Supongo que sí lo estaría... si existiese ;)
Yo me conformaría con que mi padre pudiese ver mis sonrisas.

Besitos, Ángel :)

Noviembre,

Me encanta que hayas cambiado tu nombre... te pega mucho ;)

Gracias.
A mí no me importaría leer una novela de 900 páginas con tal de que fuesen tus letras.

Besitos, linda :)

EsSa,

Y por qué no lo haces? Por qué no dejas que nos deleitemos también nosotros de tus creaciones? No somos editores -al menos, yo no lo soy ;)-, pero te aseguro que muchos sabemos emocionarnos... Y si quieres, te llamo y me hago pasar por editora, pero tú sigue escribiendo.

Yo aprendí a no ser tan crítica conmigo misma desde el momento que publiqué mi primer post... Y me alegro mucho, muchísimo, de haberlo hecho.

Espero que lo hayas tenido tú también :)
Un besito, preciosa.

La sonrisa de Hiperión,

No lo sé; todavía no he tenido la suerte de acercarme hasta esa orilla, pero sí a otras. Toda ciudad tiene su encanto si estamos en disposición de encontrarlo.

Besos :)

Juan Antonio,

Siempre ;)
Qué bien lo sabes...

Yo te doy la mano, pero tú no dejes de lucir a la palabra.

Intento
Besos :)

pati

Cesc,

You go to new york? I really envy you ...

Once i'll also be near the Êast River or walking through Park Slope looking for the most famous writer of the city while i relax in Prospeck Park ... If you've got time don't miss to go one night to Williamsburg; i'm sure you will enjoy it.

Take many pictures, ok?

Greetings from little Denia :)


pS.: Es bueno que vaya(s) practicando... :P

Sureña,

Lo dices por el viento? Hace mucho tiempo que me gusta escuchar al viento, pero nunca me cautivó tanto como lo hizo uno en particular hace ya más de un año... Y sí, es uno muy difícil de atrapar.

Que te haya recordado a Zafón es como para ponerse a brincar de emoción... ;)

Seguro que lo fue...

Besitos al aire :)

pS.: ... y seguro que me llegaron desde tus cuerdas

Nayuribe,

Yo creo que no sigue ;)

Un besito, preciosa :)

Carlos,

Nunca!
Que no pare, que yo no sabría cómo llegar hasta ti...

;)

Un soffio di baci :)

Noelplebeyo,

:D

Qué más quisiera yo ser el viento!

Ay, la primavera... No la aguanto. Me altera demasiado jajajjaja
Pero sí, es una belleza esta estación ;)

Besos :)

pS.: Lo que tú crees, jamás será oscuro...

Art Pepper,

;)

Todo tuyo!

Saludos :)

Luchete

Hay palabras q, desgraciadamente se las lleva ese vieto que tanto nos hace cambiar, q tanto nos hace girar....hermosas letras, bello blog... sin duda...

Tony

Preciosa historia

Un saludo

José Castillo

que hermoso blog!!
lo ame completo!!

(solo tengo que pedirte el favor de que agrandes la fuente!!)


a favoritos y a leer a cada rato!!


abrazos!!

marta

Me encanta tu forma de escribir, tan impecable, atrayente, y a la vez tan dulce y relajante. Es un texto hermoso, la infancia reflejada en la cometa, la esperanza en la llamada de la editorial...magnífico :)

Un beso MUYGRANDE.

Ricardo Baticón

Pati, no dejo de sorprenderme lo chulo que te está quedando este blog. Qué imágene más chulas nos pones cambiando de color, qué relatos, qué palabras... De verdad, enhorabuena. Yo alucino lo chulo y elegante que es. Todo un lujo pasarse por aquí.

Saludos.

Capazorros

El viento te puede volver loco.
Un abrazo vendaval.

Abril

Es una historia deliciosa... me ha encantado... Siempre sigo tu blog con mucha emoción.

Besitos.

Aureliano Buendía

En tú linea editorial, precioso post..... Pero que bien escribes joia... Me encantaría que algún día alguien como tú contará algo sobre mi, cualquier cosa. Tienes la virtud de vestir las palabras. Sería algo así como un gran honor.

Un besazo.

P.S: que gusto volver a leerte.

Noviembre

Acabo de ver tu opinión sobre el cambio de nombre... me alegra mucho que te guste :)

Montxu

Gracias como siempre Pati....

Muxus.

La sonrisa de Hiperión

Yo andaba ahora leyendo una antología de Jose Hierro. Tienes buen gusto jodia...
jajajaj
Saludos!

pati

Luchete,

Pero, afortunadamente, ese mismo viento puede virar y devolvernos esas palabras que un día se llevó... o creyó llevarse. Aunque estoy segura que tú sabes más que yo viniendo de donde vienes ;)

Te quedas en tu casa.
Hermosa la tuya.

Un saludo :)

Tony,

Gracias ;)
Te la cambio por uno solo de tus versos...

Saludos :)

José Castillo,

;)
Celebro que te guste.
Pásate cuando gustes.

Abrazos :)

pS.: Un truco: Mantén pulsada la tecla Ctrl a la par que vas rodando el botón central de tu ratón. Ya me cuentas ;)

marta,

Nunca me lo habían dicho así, con esas palabras, y la verdad es que me ha encantado... Y me has hecho sonrojar ;)
Gracias, de veras.

Pocas personas saben leer. Tú lo has hecho a la perfección.

Un besazo, preciosa :)

Ricardo Baticón,

El lujo es que te pases y que te guste lo que ves.

Dicen que no hay mayor satisfacción que el que a uno le reconozcan el esfuerzo realizado, y yo me doy por más que satisfecha con tus palabras. Gracias ;)

Saludos :)

Capazorros,

Y una mujer también ;)
Y hasta un abrazo vendaval...

Un beso :)

pS.: Espero que Mickey no te haya secuestrado las ideas :P Se te extraña...

Aureliano Buendia,

Pero qué bien me miras, joio jajajjaja
El honor es mío por tenerte aquí y lo sabes.

¿Y por qué no lo hacemos juntos? En la pausa del café, en el bar de siempre. Tú lleva tus notas que yo llevaré mis palabras; estoy segura de que algo bueno nos tiene que salir ;)

Un besazo, J. :)

pS.: Sé que suena a excusa tonta, pero no me salían tus actualizaciones :( Sabes que nunca dejaría de visitar Macondo...

Noviembre,

A mí lo que me gusta son tus letras, niña ;)
Y noviembre es un mes que significa mucho para mí... al igual que mucho de lo que plasmas en tus hojas.

Besitos :)

Montxu,

¿A mí? ¿Por qué?
Debería ser yo la que te agradeciese el que estés aquí, en esta nueva casa que sigue siendo la tuya.
Soy un desastre...

Muxus hogei :)

La sonrisa de Hiperión,

jajajjajja Me quedo con lo de jodía ;)

Besos :)

ir arriba